Contenedor de obra: indispensable en cualquier reforma

  • slider
    SERVICIOS

    TRANSANC

    slider - copiar
    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar
    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar - copiar
    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow

    Contenedor de obra: indispensable en cualquier reforma

    Ya sea que estemos implicados en un proyecto de construcción de volumen estimable, en una pequeña obra de una empresa retail o manejando escombros de una renovación de la casa, el paso final es deshacerse de los desechos. 

    Del mismo modo que cada empresa requiere un método específico para eliminar los desechos que genera, una obra de construcción o remodelación también necesitará un modo especializado de hacerse cargo de los residuos, un contenedor de obra.

    Debido a su tamaño y movilidad, los contenedores de obra brindan una forma conveniente y segura de desechar los escombros antes de que lleguen al vertedero. Cuando se trata de elegir el tipo de contenedor de obra que necesitamos, tenemos disponibles varias opciones que varían según la forma en que se cargan, los tipos de escombros y cómo se transportan.

    ¿Quieres saber más? Pues hoy en Transanc te lo contamos todo.

    ¿Qué es un contenedor de obra?

    Un contenedor de escombros de construcción es el contenedor más común que se ve en los sitios de construcción. Estos grandes contenedores de obra con techo abierto pueden servir para múltiples propósitos.

    Los contenedores de obra almacenan convenientemente los desechos de los trabajos de construcción o remodelación y después facilitan su transporte al punto en que estos residuos recibirán el tratamiento adecuado. Con capacidades muy variadas que van de entre 2 y 20 metros cúbicos, son una solución ideal para una amplia gama de proyectos.

    También hay contenedores de obra diseñados para usos específicos. Por ejemplo, ciertos contenedores están diseñados para manejar hormigón, ladrillo y asfalto.