Neumáticos y residuos de la construcción se combinan para obtener un hormigón un 35% más fuerte

  • slider
    SERVICIOS

    TRANSANC

    slider - copiar
    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar
    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar - copiar
    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow

    Neumáticos y residuos de la construcción se combinan para obtener un hormigón un 35% más fuerte

    Cada vez son más los científicos que estudian cómo aprovechar los residuos de la construcción. Un campo de investigación muy importante para la preservación del medio ambiente. Por eso, hoy desde Transanc os contamos las últimas investigaciones de la Universidad RMIT de Australia.

    Además de encontrar un nuevo uso para los productos desechados, han descubierto que la incorporación de neumáticos reciclados al hormigón puede hacer que el material sea más fuerte y resistente al calor.

    Nuevas investigaciones

    Las nuevas investigaciones han seguido ampliando las posibilidades en este campo, y los científicos han ideado un nuevo método de fabricación de un agregado de hormigón reciclado que produce una versión un 35% más fuerte que el hormigón tradicional.

    Fabricado con una mezcla de cemento, agua, rocas trituradas, arena y otros ingredientes, los científicos experimentan constantemente con la composición de estos componentes en busca de mejores materiales de construcción.

    El año pasado, esta misma universidad ya nos presentó un estudio en el que mostraban como científicos utilizaban neumáticos desechados y residuos de construcción para formar un nuevo agregado de hormigón reciclado que parece muy adecuado para su uso en carreteras.

    Este último avance también procede de los ingenieros de la Universidad RMIT, y también usa neumáticos y residuos de la construcción reducidos a áridos finos y gruesos. La clave es un molde personalizado que se usó para comprimir estos ingredientes, junto con el cemento y el agua, hasta su volumen mínimo, lo que dio como resultado un material de hormigón prefabricado con una resistencia hasta un 35% mayor.

    Los investigadores buscan ahora socios en la industria para desarrollar y probar elementos prefabricados de hormigón como bloques, barreras de carretera, paneles de pared y losas, y afirman que la sencillez de la técnica augura muchas posibilidades en esas aplicaciones.

    La tecnología puede aplicarse fácilmente en la industria de los prefabricados de hormigón y requiere muy pocos cambios en los procesos de fabricación existentes, con la adición de un solo paso extra en la fase final de la producción.