¿Dónde van los contenedores de escombros?

  • slider

    SERVICIOS

    TRANSANC

    slider - copiar

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar - copiar

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow

    ¿Dónde van los contenedores de escombros?

    ventajas

    Cuando vemos contenedores de escombros en muchas ocasiones nos preguntamos a dónde van. ¿Quieres saberlo? Pues hoy en Transanc te lo contamos todo.

    En general los escombros terminan en las escombreras y un porcentaje importante de los materiales que tienen terminan siendo reutilizados y reciclados, siendo el verdadero sentido de las mismas. 

    Las escombreras son una especie de basureros de escombros, de donde se pueden reutilizar si así lo necesitas para volver a generar material nuevo de construcción.

    Cuando vamos a emprender una obra, en muchas ocasiones no sabemos cómo deshacernos de los escombros. La mejor idea es contactar con una empresa especializada como Transanc que se encargará de dejarnos los contenedores para que podamos tirar los escombros fácilmente. 

    Hay que recordar que para hacer una obra necesitas una licencia así como para tener tu contenedor en la calle. Una vez que lo tengas todo preparado será muy fácil ya que hay un lugar específico en el que tirar nuestros escombros.

    Al final, el uso de contenedores de escombros es un paso más en pos de la sostenibilidad. Lograr la sustentabilidad y el desarrollo sostenible no es fácil pero todas estas prácticas que favorecen el reciclaje hacen que el planeta respire aliviado y que sea más sencillo encontrar métodos y formas alternativas de seguir creciendo. 

    Es muy importante respetar el medio natural y optar por la reutilización siempre que podamos y es que cosas aparentemente inservibles como los escombros pueden tener muchas utilidades pese a que creamos que ya ha terminado su vida útil. Con el consumo responsable, la vida útil es prácticamente infinita.