Tipos de ladrillo

  • 916 724 282

    SERVICIOS


    TRANSANC

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow
    Slider

    Tipos de ladrillo

    Cuando decides hacer una reforma en casa surgen dudas como por ejemplo qué ladrillo utilizar. Dar por sentado que los profesionales que van a realizar la obra son los encargados de decidirlo, pero saber un poco que es lo que necesitamos puede ser de gran ayuda.

    Tipos de ladrillo

    Todos sabemos que es un ladrillo, pero una buena definición nos vendrá bien para poder usarlos debidamente.

    Un ladrillo o tocho es una pieza de cerámica con las dimensiones necesarias para ser colocadas utilizando únicamente una mano, por lo que facilita el trabajo al operario. Existen distintas variedades de ladrillo:

    • Perforado: tiene perforaciones en la tabla ocupando más del 10% de la superficie de la misma.
    • Macizo: tiene menos del 10% de perforaciones. Ideales para muros sin llagas.
    • Tejar o manual: simulan os antiguos ladrillos de fabricación artesanal, con apariencia tosca y caras rugosas.
    • Aplantillado: tiene un perfil curvo de forma que al colocar una hilada de ladrillo, generalmente a sardinel, conforman una moldura corrida.
    • Hueco: aquellos que poseen perforaciones en el canto para reducir el peso y el volumen del material empleado en ellos, por eso facilitan su corte y manejo. Pueden ser de varios tipos: Hueco simple (sólo una hilera de perforaciones), el de hueco doble (2 con hileras de perforaciones) y el hueco triple (3 hileras).
    • Rasilla: su soga y tizón son mucho mayores que su grueso. En España, sus dimensiones más habituales son 24 x 11,5 x 2,5 cm.
    • Caravista: son aquellos que se utilizan en exteriores con un acabado especial.
    • Refractario: se coloca en lugares donde debe soportar altas temperaturas, como hornos o chimeneas.

    De todos el más utilizado es el ladrillo hueco ya que hacen que sean más livianos que los macizos y se usan para tabiques divisorios. El ladrillo absorbe muy bien los golpes y son más fáciles de reparar. Además, si queremos hacer perforaciones son muy agradecidos ya que soportan muy bien el peso de los objetos. El único reparo que tienen es que su aislamiento térmico y acústico no son demasiado buenos.

    ladrillo