Normativa de los residuos de construcción y demolición

  • 916 724 282

    SERVICIOS


    TRANSANC

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow
    Slider

    Normativa de los residuos de construcción y demolición

    Como comentamos en la entrada anterior del blog, siempre que hay una obra, construcción o reforma, se generan residuos que son conocidos como RSC (residuos de construcción y demolición) y a continuación vamos a comentar la normativa que los regula.

    Para realizar labores de construcción, reformas o demoliciones de inmuebles, es necesario tener un proyecto de ejecución de obra que cuente con un estudio de gestión de residuos de construcción y demolición. Este debe reflejar la cantidad de residuos prevista, las medidas para su almacenamiento, recogida y separación, las operaciones de reciclado o eliminación que se realizarán, y una valoración del coste de la gestión de los residuos en el presupuesto de la obra.

    Normativa de los residuos de construcción y demolición

    Será necesario también la realización de un inventario de la gestión de los residuos peligrosos. En este se incluirán los residuos peligrosos que se generan durante la obra y se especifica cómo se hará la retirada, debiendo ser selectiva para evitar que se mezclen los deshechos de diferentes categorías.

    Se deberá disponer también de la documentación acreditativa pertinente que confirme que los residuos de construcción y demolición producidos has sido gestionados según la normativa. Esto puede proporcionarlo una empresa competente en el área de gestión de RSD, o al ser entregados a una instalación de reciclado o eliminación para su tratamiento.

    Hay que prestar atención a los contenedores y otros materiales con los que se realiza la recogida, además de el transporte de los residuos que debe ser reglamentario. Deben cumplirse las normas específicas con respecto a la colocación de estos contenedores, usando zonas habilitadas para ello, o dejando un espacio libre de paso para peatones de al menos 1.5 metros si se colocan en la acera.

    Los contenedores de RCD no pueden llenarse más de 10 centímetros por encima de sus límites abiertos superiores. Tampoco pueden permanecer en la calle más del plazo estipulado por la normativa local pertinente.

    La elección de un grupo de profesionales que dispongan de los materiales adecuados y reglamentarios, así como que sean conocedores de las normativas reguladoras de las actividades de tratamiento y reciclaje de residuos, supone una garantía importante de que evitaremos problemas legales; además de estar contribuyendo al mantenimiento medioambiental.

    normativa