Cómo hacer un camino de grava

  • 916 724 282

    SERVICIOS


    TRANSANC

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow
    Slider

    Cómo hacer un camino de grava

    En este artículo te vamos a enseñar cómo hacer un camino de grava de forma sencilla y económica. Solo necesitarás una pala, un rastrillo, una carretilla y grava.

    Un camino de grava en el jardín es una solución ideal para crear accesos tanto peatonales como para vehículos y para dividir el espacio de tu jardín.

    Existe un gran número de gravas de diferentes colores y tamaños. El tamaño más frecuente para caminos en jardines suele oscilar entre los 3 y 5 cm. Puedes elegir distinto colores y texturas para realizar dibujos o resaltar diferentes zonas.

    Además, la grava es un pavimento ideal para combinarlo con diferentes materiales y potenciar un efecto de integración del mobiliario exterior con el jardín. Puedes colocar listones de madera, piedras planas o baldosas.

    Si quieres obtener más información, sobre las gravas para caminos y ajardinamiento, confía en Transanc y te ofreceremos asesoramiento sin compromiso.

    Cómo hacer un camino de grava paso a paso

    En primer lugar, te recomendamos que hagas un diseño en papel para poder visualizar el trayecto del camino. Una vez hayas decidido el trazado del camino, debes considerar la anchura del mismo. Te recomendamos unos 2 metros si van a pasar vehículos por él y 1 metro si es solo para tránsito peatonal.

    Tras ello, deberás rebajar el terreno unos 5/6 cm. Esta tarea la podrás realizar seguramente con una pala y una azada. También es recordable que pongas una malla antihierba para evitar el crecimiento de hierbas entre la grava.

    Por último, solo tendrás que expandir la capa de grava de forma que quede bien nivelado y sin huecos. En función del tipo de terreno y de las condiciones meteorológicas, puede resultar útil poner estabilizadores de grava. Los estabilizadores son mallas con forma de celdas en las que queda recogida la grava. Para nivelar la grava puedes usar un rastrillo.