Tipos de áridos de construcción 2/2

  • 916 724 282

    Aniversario 30

    En nuestro trigésimo aniversario continuamos destacando en el sector del alquiler de contenedores o sacos para obras de las mejores calidades.

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow
    Slider

    Tipos de áridos de construcción 2/2

    Como decíamos en el post anterior, los áridos y su tipo dependen mucho del cometido final para el que se van a usar o la obra que se va a realizar. Dependiendo de todos esos factores, se podrían distinguir distintos tipos de áridos, sobre todo diferenciándose en el tamaño de grano. En una primera distinción podemos hablar de áridos de origen natural, que serían (en una definición muy general) aquellos que no han sufrido ningún tipo de transformación y que se encuentran en la naturaleza en su forma más pura. Los denominados artificiales son aquellos que han sufrido algún tipo de modificación por pequeña que ésta sea (mecánica o de otro tipo).

    Se deben tener en cuenta también las propiedades geométricas. Es decir, todo lo relacionado con el tamaño y la forma de las partículas (no es lo mismo que sean largas o planas o que sean todo lo contrario) y, sobre todo y muy importante, la calidad del grano. La calidad del grano es uno de los factores que delimitan cómo va a ser ese árido y su finalidad. Entre otras cosas porque unos son más adecuados para unas zonas o características (lugares donde existe más humedad, por ejemplo) y otros para otro tipo de espacios o fines.

    Más características que podemos destacar para los tipos de áridos serían la capacidad que tienen para poder resistir al desgaste, aspecto fundamental cuando de áridos de construcción se trata, ya que la instalación dependerá (entre otros factores) de la firmeza del mortero que se use. Éste, a su vez, es influido por la firmeza del grano utilizado. Así pues, todos estos factores son algunos de los muchos que delimitan los tipos de áridos de construcción que se pueden usar. Decidir cuál usar es una tarea importante y de gran valor.