Diferencias entre los áridos naturales y los áridos reciclados (II)

  • slider

    SERVICIOS

    TRANSANC

    slider - copiar

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    slider - copiar - copiar - copiar

    TRANSANC

    "es una empresa de recogida y alquiler de contenedores"

    previous arrow
    next arrow

    Diferencias entre los áridos naturales y los áridos reciclados (II)

    La semana pasada vimos las principales diferencias entre los áridos naturales y los áridos reciclados. Pero, ¿cuál es el uso estructural de cada uno? Pues toma nota porque hoy desde Transanc te lo contamos todo.

    Uso estructural de los áridos reciclados

    Se entiende por hormigón reciclado como aquel que se fabrica con la totalidad y una mezcla de árido reciclado y árido natural. De esta forma, el árido reciclado afecta tanto a las propiedades mecánicas del hormigón, como a las propiedades relacionadas con la deformación elástica. 

    Así, a mayor cantidad de árido reciclado, mayor es la diferencia en la calidad del producto si lo comparamos con un hormigón tradicional, recomendando un máximo de un 20-30%, ya que a mayor porcentaje se pueden producir importantes disminuciones de calidad. Otro factor limitante en su porcentaje es la mayor cantidad de finos en sus partículas, ya que éstas son las que presentan peores propiedades.

    También influye en la categoría del hormigón reciclado, obteniéndose mayores descensos en hormigones con mayor nivel de resistencia. Por ello, si se desea mantener un mismo nivel de resistencia frente a un hormigón tradicional, será necesario incorporar a la mezcla un incremento en la cantidad de cemento mayor a un 5%.

    Otro aspecto a tener en cuenta es la mayor absorción que presenta el árido reciclado, por lo que la demanda de agua será mayor y habrá que añadir más cantidad o hacer uso de un superplastificante.

    Para hormigones de calidad, el efecto negativo que produce el árido reciclado en sus propiedades se acentúa por lo que es aconsejable limitar el uso de árido reciclado en la fabricación de hormigón estructural.

    Según un estudio del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, para restringir el efecto que produce en el hormigón la incorporación  de los áridos reciclados se recomienda limitar el contenido de árido reciclado al 20%.

    De esta forma el árido reciclado nunca será un sustitutivo del árido natural, ya que no es posible alcanzar las mismas resistencias con la misma cantidad de cemento.